Las excavaciones arqueológicas que se está realizando en un solar en pleno centro de Portaje, en la esquina suroeste de la Plazuela, no paran de dar sorpresas. Los arqueólogos han hallado una estructura pétrea de época tardorromana. Se trata de una estela  en excelente estado de conservación, con una inscripción en latín que reza lo siguiente:

·PORTAGUS·.FUROR·STABULUS·CAPRINUS·
·GENTES·AQUAM·PERCIPIUNT·
·IN·LOCO·UBI·COMMINGUNT·ET·CACANT·

El hallazgo fue presentado ayer a las autoridades de la localidad y se expondrá durante 15 días, a partir del 15 de mayo, en las dependencias administrativas del Museo Arquelógico de Portaje.

Los expertos también han encontrado otras  estructuras de cronología tardorromana que forman parte de una construcción mayor. Han aparecido ánforas, fragmentos de cerámica negra común de cocina, fragmentos de vidrio y cobre, y una veintena de monedas, una muy bien caracterizada del año 354 después de Cristo.

Los arqueólogos se mostraron ayer impresionados por el carácter monumental de los hallazgos que indican, según los expertos, la gran importancia que el Portaje  romano tuvo en aquella época.

"Esto no era el Nueva York antiguo, pero tampoco la aldea que durante muchos años nos hicieron creer", subraya Pepito Polla Hermosa, arqueólogo de la Consejería de  Cultura de la Junta de Extremadura. Lo que sigue sin saberse es cuál era el nombre de la tribu celtibera de la que Portaje formaba parte en la época, aunque los arqueólogos apuestan por la denominación Mons Inaudientis, debido a inscripciones encontradas en construcciones castreñas de la vecindad.

Los eruditos encontraron grandes dificultades con la traducción de la estela, por lo que solicitaron ayuda de don José, el  Señor Cura de Portaje, un erudito latinista, quien aclaró que las palabras grabadas en la estela roma quieren decir: Portaje, coraje, corral de cabras, donde cagan y mean van a por agua.


Emilio Soria

Pag.27