LA MOLIENDA - 1

Este articulo es uno de los que más me gusta ofrecerles, primero porque en el molino, aunque eléctrico, fue donde trabajo mi familia y yo mismo, y segundo porque en el molino se refleja perfectamente la mecánica, la física la fuerza, etc. que son mis pasiones, también considero al molino muy importante ya que transformaba el producto, que con tanto trabajo hemos sacado de la tierra, el grano, en otro producto, la harina, para hacer el pan, base de nuestra alimentación.

Voy a describir uno de los procesos de transformación más importante, que es convertir el trigo en harina.

La molienda antiguamente se efectuaba: primero con dos piedras de granito (como un mortero), segundo entre dos piedras, se echaba el grano con las manos y se le daba vueltas, como una especie de molinillo de café, el grano quedaba estrujado entre una piedra y otra y se producía la harina; esta operación era muy costosa y de mucho esfuerzo.

Como la fuerza del hombre no era suficiente se recurrió a la fuerza animal, el sistema era parecido a la noria de sacar agua, se hacía dar vueltas a una piedra de granito llamada volandera sobre otra llamada solera pero aún era insuficiente, necesitábamos más potencia y se pensó aprovechar las corrientes de los arroyos, gargantas y ríos.

Esta corriente hacía andar una rueda con palas que por medio de una transmisión (árbol) llevaba el movimiento a una rueda dentada en posición horizontal que por medio de otra llamada farolillo aumentaba las revoluciones y al mismo tiempo sacaba en posición vertical el eje de giro que era el que hacía girar la piedra volandera, la pieza tiene un orificio en el centro que era por donde caía el grano procedente de una torva, en dicha torva había una madera que se movía. Esto se llamaba torvilla o canaleja.

Todo el conjunto del molino se encontraba en un lugar denominado ACEÑA, esta solía estar frente a los pueblos en el punto más cercano a los ríos.

El molinero era la persona que llevaba la voz cantante en estos menesteres, este oficio estaba muy bien considerado, vivía en la aceña en una casa que estaba montada unos metros más arriba para evitar que cuando venían las riadas no le inundara la casa, no ocurriendo así con la aceña que se inundaba todos los años, cuando esto ocurría había que sacar todo el fango secar las piedras y los ejes.

El proceso de transformación del grano ya viene de antes de Jesucristo, y los molinos han sido una evolución a lo largo del tiempo.

Pag.51